Suscribirte al NOTICIERO DC
correo

La educación y rendición de cuentas prima para la UDC

La Unión Demócrata Cristiana (UDC) recurrió a uno de sus militantes más experimentados como cabeza de lista de Parlamentarios Andinos. Se trata de Andrés León, ex vocal del desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE). 

La experiencia acumulada en el otrora máximo organismo electoral le permite a León calificar el proceso organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) como “desastroso” y el más caro de la historia. Considera que no había necesidad de dividir a la función electoral en un ente organizador y otro de juzgamiento, afirma que los conflictos entre ambos demorará aún más la entrega de resultados y desprestigiará a la democracia. También hace reparos al funcionamiento de las Juntas Intermedias de Escrutinio. Se alertó que iban a fallar y si se mantienen es porque no quieren reconocer que se equivocaron, manifiesta el postulante. 

Entre las propuestas de la flecha verde sobresalen temas como la homologación de títulos académicos a nivel regional. También destaca el interés por la protección de la biodiversidad y sobre todo la rendición de cuentas. Es que, a su parecer, la gran deuda del actual Parlamento ha sido la poca información. 

León saluda el hecho de que existan coincidencias con otras agrupaciones políticas. “Eso demuestra que el proceso de integración es compartido en las bases. Tiene que haber coincidencias en solucionar primero lo social para luego solucionar temas más difíciles”, expresa. 

Dice que el proceso de integración ha entrado en una fase de aceleración y que los conflictos como el de Ecuador con Colombia deben superarse a través del diálogo que bien puede ser motivado por organismos como el Parlandino. 

Dice que para lograr que las resoluciones y leyes sean vinculantes para los países miembros hay que solventar la integración y mientras todavía sea débil no se puede lograr un organismo supraestatal. Pero dice que a la larga se encontrará la voluntad política que se requiere para que eso ocurra. “Así no quisiéramos integrarnos nos vamos a ver obligados por la historia si queremos sobrevivir en este mundo globalizado”